* Martin Scorsese, La exposición en MARCO

Gracias a la invitación de Beatriz (Loty) de la Torre, el 10 de julio de 2018 tuve la gran experiencia de dirigir un recorrido por la exposición dedicada al director de cine norteamericano Martin Scorsese y su cine en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO), México.

Para mí como cinéfilo y profesional del cine fue de un gran aprendizaje pues me adentré en un mundo que confieso casi no conocía y creo que ahora me parece fascinante y de gran riqueza.

Scorsese es un estudioso y un maestro del lenguaje cinematográfico y no en balde sus filmes son una referencia mundial y son la mayoría éxitos de crítica y taquilla. El acercamiento a sus películas y documentales (como MI VIAJE A ITALIA) me ha enseñado mucho y me ha permitido internarme también en el “neorrealismo italiano” uno de los pilares del cine mundial y de gran influencia en Scorsese.

La mayoría conocemos las películas de ficción del director neoyorquino como TAXI DRIVER, BUENOS MUCHACHOS o LOS INFILTRADOS, pero en esta exposición aprendí que su cine documental es también abundante y de una magnífica calidad y aún en estos habría que distinguir entre los dedicados al cine como “Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano”, de los musicales, y entre estos, los conciertos como EL ÚLTIMO VALS y SHINE A LIGHT y los dedicados a músicos como George Harrison o Bob Dylan. Scorsese ha incursionado incluso en el “video clip” como realizador de BAD de la canción del desaparecido Michael Jackson.

Así que agradezco mucho la oportunidad y les comparto mis apuntes para el recorrido acompañados con algunas notas expuestas por MARCO. Al final del artículo podrás hacer un Minitour en video de “Martin Scorsese. La Exposición” elaborado por MARCO.

INTRODUCCIÓN

La magia de una exposición como esta que hoy recorreremos aquí en MARCO, tiene un efecto maravilloso, detona la curiosidad y el entusiasmo por aprender más de uno de los más significativos Directores cinematográficos de los últimos tiempos, y de sus películas.

Me parece sumamente acertado que la exposición de Scorsese abra con el corto THE BIG SHAVE de 1967 y uno de sus trabajos más tempraneros, pues me parece la síntesis de quién es Scorsese: Un contador de historias, un autor que evidentemente quiere decir algo al público a través de las imágenes y de todo el lenguaje cinematográfico.

Lo importante es que desde aquí encontramos la esencia de su cine: los personajes.

El eje de su cine, para mí, son los personajes que dan origen a las historias y que seguramente dan voz a Scorsese. Lo sobresaliente en los personajes cinematográficos de Scorsese es su humanidad casi siempre descarnada, con todas las emociones, sentimientos y pasiones, en un espectro tan amplio que va de lo sublime a lo abominable. Algunos parecerían descendientes de la tragedia griega, pero es su naturaleza lo que a fin de cuentas la que determina su proceder y su manera de relacionarse con los demás.

Una de las mayores habilidades de Scorsese es crear un universo, único y cerrado en donde viven sus personajes, en donde suceden las cosas, un microcosmos con leyes propias y consistentes.

Scorsese además ilustra en este corto como aborda a sus personajes y a sus historias. Parte de planos generales, amplios -como en este caso que vemos ese baño blanco impecable y que es así no de manera gratuita, todo tiene un significado, ese es precisamente al universo al que nos lleva, no hay nada en el exterior- para luego irse acercando cada vez más al personaje hasta casi rozarnos con él con planos muy cerrados. Va de lo general y amplio a lo particular y cercano.

Scorsese a semejanza del Ser Supremo, crea primero el universo donde habitarán sus personajes, nos dice como es y cuáles son sus reglas y las relaciones de los personajes entre ellos mismos, el entorno y los objetos que vemos. En términos cinematográficos: Establece.

El cine de Scorsese por eso tiene sentido y funciona, porque aunque como público no seamos conscientes en unos cuantos minutos y secuencias, ya estamos inmersos en ese microcosmos y somos más que testigos, cómplices, pues el Director nos hace ver lo que aún los mismos personajes son incapaces de ver, de alguna manera nos hace casi omnipresentes.

El cine de Scorsese nace en la intimidad de sus personajes, en sus orígenes, en el legado que cargan a cuestas, en la manera en que aprendieron a pensar, a sentir, a comportarse y a relacionarse con los demás. Con sus motivaciones y aspiraciones… Hay un matrimonio perfecto entre lo que quiere decir y la manera de contarlo a través del lenguaje y la narrativa cinematográficos.

LA FAMILIA

Otro gran valor de la exposición es la muestra de algunas de sus herramientas y objetos muy significativos en su vida y su trabajo, que nos ponen en contacto real y directo con él, con su obra y especialmente con su manera de trabajar.

Se integró principalmente a partir de su colección privada en Nueva York, así como de las colecciones de Robert De Niro y Paul Schrader del Centro Harry Ransom en la Universidad de Texas en Austin, de los E.U.

Martin Charles Scorsese nació el 17 de noviembre de 1942 en el distrito de Queens, en la ciudad de Nueva York. Su familia se mudó a Little Italy el barrio italiano en la parte baja de Manhattan antes de que él comenzara la escuela primaria y que es fuente de inspiración para varias de sus películas. Sus ancestros fueron inmigrantes provenientes de Palermo, Sicilia en Italia.

Scorsese obtuvo una licenciatura en Comunicaciones Cinematográficas en 1964, seguido por una maestría en el mismo campo en 1966 en la Escuela de Cine de la Universidad de Nueva York. Durante este tiempo, hizo numerosos cortometrajes premiados como The Big Shave (1967), y dirigió su primer largometraje, I Call First (1967).

Scorsese se crió en un ambiente devotamente católico. De niño, como consecuencia del asma, no podía hacer deportes u otras actividades relacionadas, así que sus padres y Frank su hermano mayor solían llevarlo al cine… Como pueden ver, de aquello qué creemos es motivo de pena, puede acarrear lo mejor de nuestras vidas… fue durante esa etapa de su vida cuando desarrolló su interés por las películas. Pero muy especialmente la afición de su padre por el cine fue un elemento determinante.

“Recuerdo que mi padre me llevaba al cine. Las imágenes que vi me impresionaron de modo tal que mucho del deseo y necesidad de expresarme proviene de ahí…

Veíamos las películas en familia, y los viernes por la noche porque había tantos italoamericanos en N.Y. que un canal pasaba filmes italianos con subtítulos. Italia salía de la devastación de la II Guerra Mundial, las imágenes que veíamos eran muy fuertes y poderosas.”

Roma città aperta (1945) PO 01Fue así que Scorsese conoce a través de una pantalla de 16 pulgadas en blanco y negro de un televisor en la sala de su casa, una de sus influencias cinematográficas más poderosas, el neorrealismo italiano, surgido de la cámara de Roberto Rossellini y su trilogía de la pos guerra: ROMA, CIUDAD ABIERTA / PAISÁ / ALEMANIA AÑO CERO. Pero también las películas fundamentales de Luchino Visconti como: OBSESIÓN y LA TIERRA TIEMBLA y de Vittorio de Sica: EL LIMPIABOTAS y LADRÓN DE BICICLETAS. ARROZ AMARGO de Giuseppe de Santis y LA STRADA de Federico Fellini.

Por otra parte, Scorsese veía también las películas de Hollywood y así lo narra en su documental MI VIAJE A ITALIA…

“Yo adoraba los westerns, el vestuario y los escenarios; lugares alejados de Nueva York. Me gustaba “Roy Rogers”. En esas películas todo era muy simple, la trama era muy simple, me dejaba subyugar, pero sabía que no eran reales. Me gustaban porque eran fantasías.”

También fue fanático de las películas épicas italianas como LA CORONA DE HIERRO… incluso de películas mudas como CABIRIA…

“En mi mente quedaron unidos para siempre: LA ÉPICA Y EL NEORREALISMO” afirma Scorsese.

“Cada filme es producto de su época, pero los filmes neorrealistas eran más que eso. Después del neorrealismo nada volvió a ser lo mismo. Para 1945 cuando la guerra por fin había terminado, la industria del cine estaba en ruinas. Habían confiscado los equipos fílmicos y habían convertido los estudios de Cinecittá en almacenes, que fueron bombardeados por los aliados.

Los estudios de Cinecittá en Roma convertidos en refugio tras la II Guerra

… ¿Cómo la industria del cine, estando totalmente desmantelada iba a jugar un papel tan vital en ese renacimiento?… ¿Qué era el neorrealismo? ¿Era un género? ¿Era un estilo? ¿Un conjunto de normas? Más que nada, era la heroica respuesta a un momento terrible en la historia de Italia. Los neorrealistas debían mostrar lo sucedido en su país. Debían lograr que documental y ficción fueran casi lo mismo, y para lograrlo cambiaron la manera de hacer cine.

En última instancia, el cine italiano aspiraba a que el mundo viera a los italianos y captara su humanidad. Por eso tenían que ser reales. No había alternativa. La meta del neorrealismo no era sacar provecho de lo malo, aunque eso también sucedió.

¿No hay set (estudios)? Usen escenarios reales.

¿No hay dinero para pagar actores? Usen gente común. Y ya que la gente surgía del paisaje, igual sucedería con las historias.

Sí había escenarios y actores en estos filmes, pero por primera vez la ilusión le dio paso a la realidad.” (Mi viaje a Italia)

Seguramente por el hecho de venir de una familia de inmigrantes, la vida personal de Scorsese gravitaba en torno a la familia y su universo y se estructuraba sobre cómo eran las relaciones entre los miembros de la familia. La familia era la institución de más peso.

Todo eso se refleja en el cine de Scorsese, “la familia” sea consanguínea o no, y lo podemos ver en películas como: Calles peligrosas, Buenos muchachos, Casino.

HERMANOS

EXPO 04

mean-streets 01La familia es el centro del universo de Scorsese y esto se refleja claramente en varios de sus  trabajos y que dramáticamente se ve representada en un personaje “hermano” no necesariamente de sangre, pero que es el contrapunto, el antagónico o balance. Son la resonancia a la voz del personaje principal. Un coro griego que responde.

Scorsese tiene una necesidad imperiosa de contar, y su narrativa personal se da con frecuencia en sus películas, él mismo es el narrador y es un vínculo con lo que sucede en la pantalla y lo hace a veces a través de los personajes o de él directamente.

Es el reverso del Hollywood tradicional glamuroso y de final feliz. Aquí por el contrario vemos a personajes con una individualidad muy marcada, solos, en conflicto consigo mismos y con los demás, con una vida desdichada.

Como ejemplos de esto tenemos:

Robert De Niro, como Johnny Boy en Mean Streets (Calles peligrosas / 1973), y su amigo Charlie (Harvey Keitel).

Los hermanos Jake La Motta (Robert De Niro) y Joey (Joe Pesci) en Raging Bull (Toro salvaje / 1980).

En GoodFellas (Buenos muchachos / 1990) y Casino (1995)

En La última tentación de Cristo / 1988, Harvey Keitel personifica a Judas, quien desafía y traiciona a Jesús (Willem Dafoe).

HOMBRES Y MUJERES

EXPO 06

Un aspecto distintivo en la carrera de Scorsese es el manejo y relación con sus actores y actrices. Sin duda tuvo la gran fortuna de encontrarse con Robert De Niro, con su compañero universitario Harvey Keitel y Joe Pesci. Trio extraordinario de  formidables actores y que brindan magistrales actuaciones en CALLES PELIGROSAS y TAXI DRIVER en los orígenes, y en BUENOS MUCHACHOS y CASINO más después. La lista sería muy larga y claro habría que incluir a Leonardo DiCaprio, que aunque no logró aún un Oscar trabajando con Scorsese, si recibió varias nominaciones.

Lo importante es que no sólo ellos eran buenos actores, sino que Scrosese supo dejarlos ser y sacar lo mejor de ellos de manera magistral para la pantalla. Es un director que maneja magníficamente el lenguaje de la imagen y así los planos que vemos de ellos, registran lo mejor de su labor escénica. Los protagonistas en el cine de Scorsese son casi de manera total, varones. Pero cuando tuvo el encargo de realizar ALICIA YA NO VIVE AQUÍ / 1974) logró también un gran desempeño dirigiendo a una actriz en rol protagónico, Ellen Burstyn, quien recibió un Oscar por su papel.

Con todo, hay actrices que lograron consolidar carrera como: Jodie Foster en Taxi Driver, Lorraine Bracco en GoodFellas (Buenos muchachos / 1990), Michelle Pfeiffer en The Age de Innocence (La edad de la inocencia / 1993) y Sharon Stone en Casino.

La relación entre los personajes masculinos y femeninos casi siempre están en conflicto, no lo sé si lo haya también en la vida real de Scorsese, pero va en su 5° matrimonio. Una de sus ex esposas es nada menos que la actriz Isabella Rossellini, hija de su admirado director neorrealista Roberto Rossellini y de la actriz de origen sueco Ingrid Bergman y figura prominente del cine clásico de Hollywood. Baste recordad su rol de Ilsa en CASABLANCA.

HÉROES SOLITARIOS

Hace años tuve la oportunidad de tener una larga charla para la televisión con el gran cinefotógrafo del cine nacional, Gabriel Figueroa. Entre otras cosas me dijo: “Andrés, las películas se hace a base de dos cosas: historia y personajes. Si falta uno de estos elementos, no hay película.” ¡Esa sentencia se me quedó grabada como a Moisés los 10 Mandamientos!

Si muchos se preguntan qué fue primero, el huevo o la gallina, en el cine de Scorsese yo diría que los personajes vienen primero y son quienes detonan las historias. Todas las tramas tienen su raíz en cómo fueron educados los personajes, como fue su familia y su entorno, sus motivaciones y sus conflictos ya sean personales o con los y las demás.

Scorsese cuida al máximo detalle todo los aspectos de la creación de un filme, la imagen -¡fundamental!-, los escenarios, la música, el ritmo que da la edición, y desde luego a sus repartos. Los actores y especialmente sus protagonistas que encarna a los personajes “dicen” mucho más con todo el lenguaje corporal de que son capaces, con sus miradas y actitudes, que con los textos.

En gran medida los personajes son seres solitarios, en conflicto con ellos mismos, con los demás, con el mundo y sus reglas, y eso más que escucharlo, es lo que tiene que sentir el espectador.

Veamos algunos ejemplos:

En MEAN STRETS (Calles peligrosas), en una escena todo el personaje de De Niro se define en una sola frase:

Johnny Boy: ¡Te voy a joder en cuantos respires, porque no me importan una cagada ni tú ni nadie más!

El tono y la actitud son aún más poderosos que uno de los textos más egoístas que pueda encontrase en un filme, él mismo es lo único que le importa.

En TAXI DRIVER una frase corta e intrascendente como:

“¿Estás hablando conmigo?”

Se convierte en una de las más icónicas del cine cuando son dichas por el Travis de De Niro como un joven perturbado por la guerra de Vietnam y que vive aislado en su propio universo interior. En realidad lo que él está diciendo es ¿Te quieres meter en mi mundo?

En LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO el personaje de Jesús encarnado por Willem Dafoe nos derrumba con una de las frases más tristes y desoladoras que se hayan dicho en una película:

“Padre, ¿Por qué me has abandonado?”

¿Qué soledad más grande que esa podría existir?

Y así podríamos seguir, afortunadamente no todos los personajes son tan sombríos, por ejemplo en una película más reciente, HUGO, titulada en México como LA INVENCIÓN DE HUGO CABRET, el personaje principal, Hugo tiene esperanza de salir de su soledad, de su mundo particular encerrado en un reloj de la estación de trenes de París, de encontrar su lugar en el mundo y su propósito de vida:

Hugo Cabret: …“Imaginaba que el mundo entero era una gran máquina.

Las máquinas no vienen con piezas extra. Siempre vienen con la cantidad exacta que necesitan.

Así pensé que si el mundo entero era una gran máquina… yo no podía ser una parte que estuviera de sobra.

Yo tenía que estar aquí por alguna razón.”

NUEVA YORK

La influencia del neorrealismo se ve mucho en la obra tempranera de Scorsese, Manhattan y especialmente lugares como el “Barrio italiano” o Times Square del Midtown Manhattan, son el universo en donde se sumerge y coloca a sus personajes, las calles, bares, pasillos y apartamentos; son los lugares que él conoce, que le son familiares, en donde vivió la inspiración de lo que nos cuenta.

Como Director se enfoca a ese microcosmos, no existe el exterior, no hace turismo ni presume edificios o paisajes neoyorquinos. Nos introduce a ese viejo Nueva York que en los 70s estuvo infestado de malvivientes, criminales y mafiosos, policías corruptos, drogadictos y prostitutas. ¿Cómo se podía entonces ser de otra manera?

Me encanta de esta exposición la recreación del mapa de Manhattan y la detallada ubicación de los lugares donde se filmó…

CINEMA

Scorsese desde su infancia vio cine, se nutrió del cine, soñó con el cine y luego quiso hacer cine. Todo eso le dio un punto de vista, la gran diferencia con otros realizadores es que tiene un sentido crítico hacia lo que tiene enfrente, no le pasa desapercibido y lo cuestiona constantemente. En buena medida sus personajes son parte de él mismo y de sus cuestionamientos.

Scorsese asimiló lo que vio y eso lo hace diferente y mucho, pero mucho más genuino que cineastas como Tarantino que en gran parte sólo han replicado lo que vieron, que lo acomodaron burda y evidentemente en sus películas.

Scorsese posee un inmenso conocimiento de la historia del cine. Como señalamos en un principio, Scorsese abrevó del neorrealismo italiano en donde vemos a una Italia devastada por la guerra, a un pueblo profundamente lastimado, sumido en una miseria lacerante y luchando apenas por sobrevivir.

De alguna manera lo que se vivía en se Nueva York tenía ciertas similitudes, si bien la guerra no tocó como tal el suelo norteamericano, si sufrió los estragos de la guerra de Vietnam librada por casi 20 años, de 1955 a 1975. Sobre todo, en sus jóvenes, en el resquebrajamiento de los valores. Nueva York es un termómetro del resto del país.

Es precisamente en TAXI DRIVER como Scorsese veía al Nueva York reflejo del estado en que se encontraba la sociedad norteamericana.

En la escena en donde un Senador en plena campaña electoral como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos sube al taxi de Travis Bickle, escuchamos este diálogo:

Travis al Senador:

– Le diré una cosa: he aprendido mucho más sobre América montando en taxis que en todas las limusinas del país.

– ¿De veras?

– Es cierto.   ¿Puedo preguntarte algo, Travis?

– Claro.

– ¿Qué es lo que más te molesta de este país?

– Bueno, sea lo que sea, debería limpiar esta ciudad, porque esta ciudad es como una alcantarilla abierta, ¿sabe? Está llena de inmundicia y pordioseros. Y a veces, uno ya no puede más. Quienquiera que sea el próximo presidente, debería limpiarla de verdad, ¿sabe lo que quiero decir? A veces, salgo y me da dolor de cabeza respirar esta peste, ¿sabe? es algo, que nunca se va, ¿sabe? Creo que el presidente debería limpiar toda esta suciedad, tirarla por el maldito retrete.

– Bueno, creo saber a qué te refieres, Travis. Pero no será fácil. Tendremos que hacer cambios drásticos.

– Usted lo ha dicho.

Destaco que Scorsese ama al cine, lo respeta y venera como parte su propia vida. Eso lo llevó a fundar  The Film Foundation, dedicada a la preservación del patrimonio cinematográfico internacional.

CINEMATOGRAFÍA y EDICIÓN

Cine y Edición 02

ScorseseExhibit20WEB

Storyboard

Martin Scorsese sabe desde un principio lo que quiere, lo planea, lo visualiza por anticipado y lo lleva incluso al papel a través de los llamados “Storyboard” o guiones gráficos. De hecho, así hizo sus primeras películas – “en papel” -, con sus propias versiones de las películas épicas italianas que dibujó desde su infancia.

Martin Scorsese compone cada detalle de sus películas. Decide la construcción visual exacta de cada película en sus guiones gráficos, casi que cuadro a cuadro. Ángulos, movimientos de la cámara, secuencias, duración, etc. Sus Storyboards son exactamente lo que el plano arquitectónico es para una construcción residencial. Es un arquitecto de su cine.

El manejo del lenguaje visual es fundamental, diría que más que los textos.

Who's that knocking at my doorScorsese conoció a la editora de cine Thelma Schoonmaker durante sus estudios cinematográficos en la Universidad de Nueva York. Ella editó su primer largometraje Who’s That Knocking at My Door (1969). Luego trabajaron juntos en 1980 con Raging Bull (Toro salvaje), por la cual Schoonmaker ganó el primero de sus tres premios Oscar, y ella ha editado todas sus películas posteriores.

En el proceso de edición o montaje, se da el tono y ritmo final a una película. La manera en que se ordenan las imágenes, la selección que se haga de todo lo filmado, lo que haya que descartar y el énfasis, son el revestimiento final para lo que como público veremos.

Pero si los personajes, los escenarios, las imágenes, los repartos, la edición, son plenamente articuladas y vinculadas por Scorsese, la música juega también un rol determinante…

MÚSICA

EXPO 5

La música juega un papel importante en la vida y obra de Martin Scorsese. Como gran amante de la música, ha logrado un perfecto maridaje entre lo visual y lo que escuchamos. Es un conocedor de la música de su tiempo y sabe cómo conjugarla con la historia, lo que nos da además la atmósfera de la época.

Para Taxi Driver (1976), sin embargo, Scorsese decidió no utilizar música pop en absoluto, ya que el personaje central, Travis Bickle, no escuchó música. Scorsese trabajó con el legendario compositor de cine estadounidense, Bernard Herrmann, quien creó un icónico tema de jazz que cambia entre lo melancólico y lo siniestro. Bernard Herrmann es el célebre musicalizador de varias de las películas más clásicas de Alfred Hitchcock.

En general y como público estamos algo familiarizados con las películas de ficción de Scorsese, pero él posee una filmografía también muy importante en el género documental. De hecho, tendríamos que hablar de al menos dos vertientes en este género, lo musical y todavía en esto, por una parte, los conciertos. En 1978, Scorsese dirigió el largometraje The Last Waltz, el concierto final de la banda de rock The Band, y en 2008 filmó a The Rolling Stones en vivo en Nueva York para Shine a Light.

Por otra, sus documentales sobre Bob Dylan (No Direction Home: Bob Dylan) y George Harrison (George Harrison: Living in the Material World) no solo relatan las carreras de estos músicos, sino que también ofrecen retratos sutilmente diferenciados de los tiempos.

Pocos saben que el famoso video de BAD de Michael Jackson lo dirigió Scorsese.

Otra vertiente son los documentales relacionados con el cine:

1995 A Personal Journey with Martin Scorsese Through American Movies (Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano)

1999 My Voyage to Italy (Mi viaje a Italia)

por Andrés Bermea

MARCO te invita a un Minitour en video de “Martin Scorsese. La Exposición

A %d blogueros les gusta esto: